¿Por qué estampas? ¿Por qué del Libro de Mormón?

De chico, jamás me pasó por la mente que pudiese un día escribir un libro. Aquello era cosa de unos adultos anónimos que formaban parte de un ignoto colectivo de gente llamada autores. Los avatares de la vida, tan impredecibles como caprichosos, me llevaron a escribir a mí también. Incluso publiqué por ahí una que otra cosita, tediosas encarnaciones de la gloria académica.

Y sin embargo…

En mi interior algo se removía con el anhelo de crear una obra puramente literaria. Finalmente ese ajetreo interno derivó en un librito llamado Estampas del Libro de Mormón. La obra, que escribí movido por amor al arte, la publiqué primero en versión digital y, más recientemente, en papel.

Yo mismo me doy cuenta que es una creación extraña: poética, sí; bien trabajada, sí; pero de todas formas inusual. A su vez, no es un capricho de locos, sino que obedece al encuentro de dos tradiciones distintas pero congruentes. Todo esto lo expliqué en la introducción a Estampas del Libro de Mormón. He decidido reproducir esas palabras introductorias aquí, porque creo que es la mejor explicación a preguntas como ¿por qué estampas? o ¿por qué del Libro de Mormón?

***

Hace unos años sostuve en mis manos las obras completas de Juana de Ibarbourou. Ya había leído los poemas de Las lenguas de diamante y Raíz salvaje, así como sus cuentos de Chico Carlo y Juan Soldado, pero desconocía un libro llamado Estampas de la Biblia que allí encontré. En él se reúnen 40 estampas o semblanzas de personajes del Antiguo Testamento, contadas todas en primera persona. En la introducción al libro, la autora explica que una noche tuvo un sueño en que estos personajes se le aparecieron y le hablaron, y ella se limitó simplemente a escribir lo que le fue revelado. El libro, de excelente calidad, me llamó mucho la atención, y en ese momento pensé que algún día me gustaría escribir algo parecido.

Este deseo me acompañó por mucho tiempo hasta que decidí, hace un poco más de año, escribir mis propias estampas, inspirado por Juana de América y reconociendo que jamás podría imitar el talento avasallante de dicha escritora. No podrían ser de la Biblia, puesto que ese terreno ya estaba tomado, por así decirlo. Así que opté por hacerlo con el Libro de Mormón, obra sacra de los san-tos de los últimos días que en muchos aspectos es comparable a la Biblia.

Para apreciar aquellas Estampas de la Biblia, algo hay que saber del Antiguo Testamento, y para apreciar estas Estampas del Libro de Mormón, algo hay que entender de dicho libro. Yo mismo lo volví a leer a lo largo de un año para tratar de vislumbrar a las personas que se esconden detrás de los héroes y villanos que engalanan sus páginas. Esta obra es el resultado de tal esfuerzo.

Vale la pena recordar que el Libro de Mormón es un tex-to que relata la historia de algunos habitantes de la América antigua. En sus páginas se recogen por lo menos cuatro grandes historias, las cuales corresponden a cuatro juegos de planchas metálicas en las cuales se llevaba constancia de ciertos sucesos. En el primer juego, llamado «planchas menores», se recoge una saga familiar que empieza en Jerusalén y termina varias generaciones después en alguna parte de América. El segundo juego, llamado «planchas mayores», relata la historia religiosa de un grupo de «nefitas» y sus guerras contra otro grupo compuesto de «lamanitas». Dentro de las planchas mayores se recogen los «anales de Zeniff», en los cuales un grupo de nefitas intenta vivir entre los lamanitas. Estas planchas mayores abarcan varios siglos, y terminan con la destrucción total del pueblo nefita en manos de los lamanitas. El Libro de Mormón contiene además una narración épica y brutal conocida como el «Libro de Éter», que culmina con una escena espectacularmente sangrienta en que se describe la aniquilación absoluta y sin tregua de los «jareditas». De estas cuatro historias, entrelazadas entre sí, surgen las semblanzas de estas Estampas del Libro de Mormón.

Espero que estas páginas, por poco prodigiosas que sean, de algún modo sean del agrado del lector, y que de algún modo sirvan para ayudarnos a reflexionar sobre la importancia de la familia, el horror de la guerra, el valor de la paz y el significado de la fe.

Anuncios

2 comentarios en “¿Por qué estampas? ¿Por qué del Libro de Mormón?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s