UN AMOR MÁS EXCELENTE
Autora: Mary Bain
Traductor: Gabriel González Núñez

Al sentarme a tu lado en el sofá
y ver tu pelo cano
y esas arrugas en torno a tu boca,
me río por lo bajo.

Enamorados estábamos aquel día de nuestra boda,
rebosantes de una pasión ardiente
que nos consumía las almas, nos colmaba los corazones
con la más exquisita de las dichas.

Y no lograba imaginar un amor más excelente.

En esta vida juntos, hemos visto
dificultades y victorias,
felicidades y dolores tales
que amenazaban deshacernos.

Pero juntos la luchamos. Yo contigo, tú conmigo,
y al abrazarnos hallamos el solaz.
El dolor y la tragedia que pudieron deshacernos
terminaron en uno entrelazándonos.

Y no lograba imaginar un amor más excelente.

Pero ahora, cuando me siento a tu lado,
percibo que este amor nuestro trasciende
la pasión, y es mucho más exquisito
que esos deleites de los años mozos.

Y basta con que inclines la cabeza,
con que guiñes el ojo,
con que me sonrías, sin hablarme, sin tocarme,
para que tu amor sobreabunde en mí.

Y así no logro imaginar un amor más excelente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s